Inicio Español English Nederlands Italiano Svenska Dansk Deutsch Ruski 繁 Todas las páginas Acerca de nosotros Contacto
 
Cráneos

Cráneos
Se han encontrado una gran cantidad de inexplicables cráneos alrededor de todo el mundo. Los historiadores hablan sin mucho sentido al dar sus "teorías" sobre el tema. Mientras los científicos, con pleno conocimiento, prefieren hacerse de la vista gorda. Y a pesar de que diferentes instituciones independientes han llegado a la conclusión que el ADN no es humano, el establecimiento continua dando las más extrañas explicaciones de el por qué estas cráneos tienen esa forma tan extraña.

Cráneo alargado con pelo rojizo, una de tantas que se han encontrado en Paracas, Perú

Cráneo alargado con pelo rojizo, una de tantas que se han encontrado en Paracas, Perú


Cráneos Alargados

La variación más común encontrada en los cráneos es la llamada "cráneo alargado", muchos de estos fueron encontrados en Perú, especialmente cerca de las Líneas de Nazca y en la península de Paracas (1). Todavía hoy continúa habiendo nuevos hallazgos por los ladrones de tumbas por ejemplo, que terminan vendiéndolos en el mercado negro. Los cráneos se caracterizan por tener una forma plana y alargada (2) en muchos casos se encuentra piel y pelo momificado todavía pegado a él (3). Estos cráneos se pueden observar en el museo privado "Paracas Museo de Historia" (4) y en el Museo Regional de Ica.

Se han encontrado cráneos similares por todo el mundo, incluyendo Bolivia, Francia Noruega, Malta, Egipto, Norte de Iraq, Siberia (5), Sudáfrica (el llamado "hombre de Boskop") y Vanuatu en Oceanía.

La desfiguración del cráneo
La ciencia común lo explica como si este alargamiento fuera causado por una vieja costumbre de atar el cráneo del bebé apretado hasta deformarlo. Si así fuera surge la pregunta de ¿cómo es que este fenómeno se encuentran en todo el mundo? inclusive en culturas que no tienen ningún contacto entre ellas. Además, de acuerdo con la ciencia esto es técnicamente imposible. El hecho es que muchas veces los cráneos que se han encontrado casi doblan el contenido de un cráneo humano. A muchos otros también les faltan ciertas suturas craneales que nosotros tenemos, incluyendo la sutura frontal y la sagital (6). Sin embargo, otros tienen suturas adicionales que van en diagonal a través de la frente (7). El hueso de estos cráneos es mucho más grueso y firme comparado con el nuestro.

La costumbre de atar las cabezas de los niños en verdad existió en algunas culturas. Es muy probable que haya sido practicado como consecuencia de la admiración que sentían por sus visitantes extraterrestres de "largas cabezas". Es por lo que intentaban cambiar su físico, con la esperanza de volverse igual a ellos. Este comportamiento se ve en todo el mundo (8), sin embargo, el resultado obtenido varía mucho con respecto a los cráneos alargados (9).

En Egipto, además de cráneos también se han encontrado figuras y decoraciones en las paredes de gente con cabezas alargadas muy notorias, se remontan a la era de los faraones. Los egiptólogos venden la idea de que son "estilos" en las representaciones de gente normal o que son accesorios de la realeza. Usualmente estos cráneos se han encontrado entre las momias, en la tumba del Rey Tutankamón por ejemplo (10).

Réplica de la momia del rey Tutankamón en Nueva York. Nótese el cráneo alargado

Réplica de la momia del rey Tutankamón en Nueva York. Nótese el cráneo alargado


¿Quiénes tenían tales cabezas?

Informacion de fuentes dentro del grupo de las operaciones secretas norteamericanas (pertenecientes a los illuminati) nos dan la impresión que saben desde hace ya mucho tiempo a quienes pertenecen estos extraños cráneos alargados, no sólo eso sino que ¡hasta trabajan en conjunto!

Preston Nichols, un ingeniero técnico que trabajó para el ultra secreto "Proyecto Montauk" cerca de Nueva York, declaró que toda clase de extraterrestres negativos estuvieron involucrados en este proyecto, incluyendo los Grises, reptilianos y humanoides del sistema estelar Sirio A (11). De acuerdo con él, éstos eran los mismos que fueron adorados como dioses en el antiguo Egipto. Tienen la cabeza más alargada y los ojos más grandes que los de nosotros.
Muchas otras fuentes afirman que estos humanoides negativos no eran originarios de del sistema de Sirio A sino de Sirio B. Tal vez Preston Nichols estuviese equivocado o muy mal informado.

No todos los habitantes del sistema estelar Sirio son negativos. En el libro de Suzy Ward (12), ella canaliza entidades de Sirio que explican que son sistemas increíblemente extensos. Muchas civilizaciones que viajan por el espacio viven ahí. También dice que todos lucen diferentes. Muchos de ellos comparten una conexión genética con nosotros y nos han estado observando y visitando en nuestro planeta durante toda nuestra existencia. Otros son tan evolucionados que no tienen más la necesidad de un cuerpo o una nave espacial y se mueven por la infinita Creación como un grupo de consciencia.

Tribus nativas de las montañas de China y Tibet, al igual que la tribu Dogon en Mali, África, cuentan de contactos pasados hechos por visitantes del sistema de estrellas de Sirio. Ellos parecen ser otra raza más entre tantas existentes. Son una especie de "seres acuáticos" que se asemejan un poco a las sirenas. Los sacerdotes dogones habían informado a investigadores de la existencia de otra estrella pequeña llamada Sira C mucho antes de que fuera descubierta por la ciencia tradicional en 1995 (13).

"Existen mitos acerca de dioses que descendieron de los cielos y que tenían cabezas alargadas. Eran muy especiales y fueron adorados" - Igor Skandakov, gerente del museo de Historia Cultural en Omsk (5)

Los Anunnaki

Además de los visitantes humanoides del sistema estelar Sirio B, los Anunnaki, una especie humanoide/reptiliana negativa perteneciente a la constelación de Orión, supuestamente ellos también tenían cráneos alargados. Hace más de 200,000 años atrás estos extraterrestres fueron los responsables de la creación de la raza humana, del homo sapiens (14) y hasta hace poco interferían de manera negativa en nuestro desarrollo.

Más aún, el investigador Bill Ryan del "Proyecto Camelot", quien mantiene contacto con los de las operaciones secretas, afirma que los Anunnaki tienen barbillas muy grandes. Esta descripción encaja perfecto con muchos cráneos encontrados de cabezas grandes y barbillas amplias. Su mordida no es derecha como la de los humanos sino que está chueca. En las fotos de abajo esta mandíbula no humana y la falta de ciertas suturas craneales se pueden ver claramente.

Cráneo humano Cráneo humano
Cráneo extraterrestre Cráneo extraterrestre

Arriba: un cráneo humano. Debajo: el cráneo de un esqueleto de ¡2.59 cms de altura! (15) El esqueleto fue encontrado cerca del área vieja de Puma Punku, en Bolivia.

El cráneo humano tiene una barbilla angosta y una mordida derecha (izquierda), mientras que el cráneo Boliviano (que probablemente pertenecía a un Anunnaki) tiene una barbilla ancha y una mordida chueca.

En la derecha se puede ver que el cráneo de Bolivia es imposible que sea de un humano: la sutura sagital, que va desde la mitad de la cabeza hacia la parte trasera (característico del homo sapiens) aquí está faltando



  Starchild

En 1930 una adolescente americana encontró un peculiar esqueleto pequeño, se encontraba al lado del de una mujer. Los encontró en el viejo túnel de una mina a unos 96 kilómetros al suroeste de la ciudad mexicana de Chihuahua. La adolescente se lo llevó a casa como suvenir y lo guardó en su estacionamiento de El Paso, Texas durante toda su vida. En 1988 el extraño esqueleto pasó a manos de otros dos habitantes de esta misma ciudad, Ray y Melanie Young.

Starchild Starchild Starchild

Melanie, siendo enfermera, no podía creer que el cráneo fuera un defecto humano. Se lo llevó a el escritor e investigador Lloyd Pye (16), quien había escrito un libro sobre humanoides como Pie Grande y el Yeti de los Himalayas y también sobre la influencia de los Anunnaki en la evolución humana.

Pye estaba fascinado con el cráneo (del cual sólo existe la parte de arriba) le hizo varias prueba de ADN y los resultados arrojados eran siempre que: el cráneo tenía cientos de años de antigüedad y que la madre de la criatura era humana, sin embargo, el ADN del padre no se encuentra en ningún lado en la Tierra (17). Pye lo bautizó con el nombre de "Starchild" (que se traduce como "niño de las estrellas") y donó el cráneo para su estudio científico, tristemente nadie mostró interés en estudiarlo.

Lloyd Pye (1946 - 2013) con su cráneo "Starchild"

Lloyd Pye (1946 - 2013) con su cráneo "Starchild"



Las momias de Andahuaylillas

En el 2011 Renato Dávila Riquelme, del museo privado de Ritos Andinos en Cuzco Perú, hizo un hallazgo sorprendente, en la villa de Andahuaylillas, localizada aproximadamente a 35 kilómetros al sureste de Cuzco (que formaba parte del Imperio Inca) encontró dos momias pequeñas (18).

Una de las momias estaba incompleta, sin embargo la otra se encontraba todavía envuelta, parecía una figurita muy curiosa. Su cabeza casi tan grande como su torso de medio metro. Tenía todos los dientes crecidos completamente aunque con una menor cantidad de muelas con respecto al humano. Y por último, el cráneo tenía todavía la mollera abierta (es normal en bebés menores de un año después la mollera se cierra).


Dávila Riquelme invitó a tres antropólogos de España y Rusia para que echaran un vistazo. Ellos examinaron a la pequeña criatura y concluyeron que no podía ser humana. Querían hacerle un estudio de ADN de tejido de la cavidad del ojo derecho para poder determinar si es de origen extraterrestre o no, pero hasta donde nosotros sabemos los resultados nunca se hicieron públicos. En Junio del 2012 el investigador Brien Foerster, subdirector del museo de Historia en Paracas, propuso hacer un segundo intento (19).


Los cráneos con cuernos de Sayre

Los cráneos con cuernos de Sayre

La autenticidad de la foto de arriba no puede ser probada, igual creímos que no podía faltar en esta página :)

De acuerdo con muchas fuentes en internet (20), esta foto pertenece a un artículo de 1916 de un periódico americano (21), en dónde habla del descubrimiento de 68 esqueletos en un antiguo montículo mortuorio cerca del pueblo de Sayre en Pennsylvania, EEUU. Es asombroso como estos esqueletos no sólo son de un promedio de 2.10 metros de altura (algunos inclusive más altos) sino que también los hombres poseen cuernos.

Se calcula que los huesos tienen 700 años como mínimo. Éstos fueron enviados a un museo en Nueva York para ser examinados, no obstante desaparecieron misteriosamente y desde entonces no se ha sabido nada más de ellos.

Varios días más tarde un vocero declaró, en el mismo periódico, que éstos no eran cráneos con cuernos sino "que estaban mezclados restos humanos con cuernos de venado". Hacer la afirmación de que esta información es verdadera, no es posible ya que la difusión de falsa información es un procedimiento estándar de la elite para lidiar con los casos que debieron haber permanecidos ocultos al público. Por ejemplo el accidente de la nave espacial cerca de Roswell en 1947, que al día siguiente se convirtió en un accidente de un globo meteorológico. De cualquier forma, la explicación de los "cuernos de venado", con respecto a esta foto, no parece ser viable.

Según nosotros, el hecho de que en ese entonces dedicaron una página entera a ese asunto hace que la historia tenga más credibilidad. Dado que ya no existe ninguna evidencia no se puede determinar con certeza si era un hecho verdadero o no. La pregunta que probablemente quedará sin contestar es ¿Eran aquellos gigantes con cuernos de origen extraterrestre?




------------------------------------------------------------------------------------


Share |



Sus donaciones para apoyar nuestro trabajo
son aceptadas con gratitud Muchas gracias !!

he's a spacer